DR SCHOLL STOP VERRUGAS PIES Y MANOS

337971.7

Elimina las verrugas en una aplicación. Para manos y pies.

17,45 €

Dr. Scholl Stop Verrugas se basa en el método de rápida congelación utilizado por profesionales sanitarios. Es un tratamiento fácil y eficaz tanto para las verrugas comunes como las plantares.

Las verrugas comunes tienes forma de \"coliflor\", tienen el mismo color de la piel y son duras y ásperas. Por lo general aparecen en los dedos de las manos, la parte posterior de la mano y las rodillas.

Las verrugas plantares son más planas, con el contorno más duro y a menudo presentan puntos negros en el centro. Se forman en la planta del pie, debajo de los dedos del pie o el talón.

Modo de empleo:

1. Fije el aplicador a la tapa blanca de plástico, introduciéndolo con firmeza en la apertura más grande en el extremo, tal y como se muestra en la imagen.
2. Coloque el envase sobre una mesa y otra superficie sólida. No mantenga el envase cerca de la cara, partes del cuerpo o ropa. Coloque la tapa del envase de manera que el aplicador se encuentre en la protección de plástico transparente del lateral del envase.
3. Mantenga el envase en vertical y sosténgalo presionando la tapa hacia abajo durante 5 segundos. No toque el protector de plástico.
4. Quite la tapa del envase, con el aplicador aún fijado. No deje que el líquido entre en contacto con la piel y no sostenga el envase cerca de los ojos. Debe esperar 15 segundos exactos, sosteniendo el aplicador hacia abajo, antes de llevar a cabo la aplicación en la verruga. Esto permite que el líquido se acumule en la parte inferior del aplicador y alcanza la temperatura de congelación necesaria para que el tratamiento sea efectivo.
5. Asegúrese de que la verruga a tratar está hacia arriba. Mantenga el aplicador orientado hacia abajo y coloque la punta del aplicador en el centro de la verruga durante un mínimo de 30 segundos, pero no más de 40 segundos. No dé pequeños toques. Deseche el aplicador de espuma después de cada uso.
Marca0092

Top