¡Oferta!
CHICCO SET BOPPY REGALO AZUL

CHICCO SET BOPPY REGALO AZUL

7996941

Todos los pequeños necesitan un nido. Boppy, el primer nido con forma de abrazo. 

59,95 €

79,00 €

-19,05 €

Advertencia: ¡Últimos artículos en inventario!

Set Regalo Boppy Azul compuesto por: Boppy color azul, pijama, body, gorrito y babero, de color azul y motivos infantiles.
  • Boppy: un producto único
Boppy ha sido cocebida desde el principio para responder a las necesidades de padres y bebés en el periodo de lactancia, convirtiéndola en una experiencia relajada y cómoda para ambos.

Relleno de una mezcla adecuada de fibra exclusiva aporta el apoyo necesario para el antebrazo que previene y alivia las tensiones en el codo, espalda y muñeca provocados al sostener el cuerpo del bebé.

Boppy tiene una forma ergonómica estudiada científicamente para garantizar una posición correcta de la madre y del niño durante la lactancia. Boppy es suave al tacto, gracias a su relleno interno que garantiza al niño un soporte acogedor, suave y elástico.Mantiene su forma a lo largo del tiempo y se adapta al cuerpo de la madre, cualquiera que sea su estructura corporal.

Boppy y la versatilidad, no es solo una almohada para la lactancia, sino un producto extremadamente versátil que sigue el desarrollo psicomotor del niño, acompañandolo en sus avances.

52,5 cm (ancho) x 39 cm (alto) x 15 cm (fondo) aproximadamente.
  • Boppy y la lactancia:
La lactancia es una fase muy importante en la vida del niño y de la madre; en efecto, para el recién nacido coincide con un momento de relación con la madre, rico en emociones, que proporciona a ambos una profunda sensación de bienestar y tranquilidad.

La posición que se elige durante el amamantamieto es extremadamente importante, durante la toma es indispensable que el niño se encuentre a un nivel correcto.

La almohada Boppy ofrece a la madre el soporte correcto en las distintas posturas, ayudándola a mantener una posición ergonómica correcta, con la espalda en posición erguida, y a reducir la tensión muscular en los brazos, la espalda y el cuello evitando así el agotamiento y dolores, con independencia de la posición que quiera adoptar. Al niño proporciona el soporte correcto, disminuyendo el riesgo de succionar aire, causa de las molestas regurgitaciones.
  • Boppy a partir de 0 meses:
Después de amamantar el niño necesita relajarse, con la cabeza ligeramente levantada para no obstaculizar la digestión y evitar regurgitaciones.
  • Boppy a partir de 6 meses:
El niño tendido boca abajo refuerza la musculatura del cuello y de la espalda y desarrolla la coordinación que luego le permitirá gatear.
  • Boppy a partir de 9 meses:
Es lógico que el niño tenga dificultad para mantener el equilibrio cuando aprende a estar sentado, es indispensable un apoyo que lo proteja y le ofrezca la sujeción correcta. 

Top